Intimflora Pinisan

15,13

Category: Tag:

Cápsulas a base de bacterias lácticas vivas y fructooligosacáridos.

Cápsulas a base de bacterias lácticas vivas y fructooligosacáridos que ayudan a restablecer y mantener el delicado equilibrio de la microbiota vaginal.

Composición por cápsula:
Fermentos lácticos activos (25.000 millones de UFC/cáps): 25×1010 UFC
Lactobacillus Acidophilus LA85: 6,25×1010 UFC (25%)
Lactobacillus Rhamnosus LRa05: 6,25×1010 UFC (25%)
Lactobacillus Plantarum LP90: 6,25×1010 UFC (25%)
Lactobacillus Crispatus LCr86: 6,25×1010 UFC (25%)
Fructooligosacáridos: 10 mg

Presentación:
Envase con 20 cápsulas.

Modo de empleo:
Tomar 1 cápsula al día.

Qty:
Fecha prevista de entrega mañana, martes, 14 de septiembre

La mayoría de los microorganismos que se encuentran con regularidad en la vagina de mujeres sanas son típicos
del hábitat intestinal, lo que sugiere que una buena microbiota vaginal empieza por un intestino sano.
La vagina se mantiene sana por varios mecanismos protectores, siendo el más habitual el mantenimiento de un
medio ácido gracias a la acción de los lactobacilos o bacilos de Döderlein, bacterias predominantes en la mucosa
vaginal, fundamentales para la homeostasis vaginal por su capacidad para adherirse al epitelio y producir
compuestos antimicrobianos. (1)
1. Adherencia al epitelio vaginal e inhibición de la colonización por organismos indeseados. El resultado
de la adhesión entre los lactobacilos y el epitelio vaginal es la formación de una biopelícula que lo protege
frente a la colonización por microorganismos indeseados. (2)
2. Producción de compuestos antimicrobianos.
-Ácidos orgánicos. El pH siológico de la vagina es de aproximadamente 4, un medio ácido que
inhibe el desarrollo de las bacterias potencialmente patógenas. El origen de la acidez vaginal es el
ácido láctico que se genera como producto nal del metabolismo fermentativo de los glúcidos que
llevan a cabo los lactobacilos residentes y las propias células epiteliales.
-Peróxido de hidrógeno. Las cepas productoras de H2O2 (como L. crispatus) son muy estables en el
ambiente vaginal (3) y protegen mejor la mucosa frente a microorganismos indeseados, el efecto
bactericida del H2O2 se debe a su capacidad oxidante que daña la integridad del ADN celular de
esos microorganismos.
-Bacteriocinas. Son polipéptidos con actividad antimicrobiana y carga positiva, capaces de
insertarse en la membrana de las bacterias patógenas (carga negativa), induciendo la
desintegración celular del patógeno.
-Agentes tensioactivos. Son compuestos anfílicos que originan una disminución de la tensión
supercial, favoreciendo la solubilización de lípidos, de manera que podrían ser letales para virus
envueltos y micoplasmas (bacterias que carecen de pared celular).
En ocasiones, la concentración de lactobacilos en la vagina disminuye por debajo de un nivel crítico,
circunstancia aprovechada por microorganismos que se encuentran habitualmente en la vagina sana y/o por
otros de origen exógeno, convirtiéndose en dominantes y comportándose como patógenos oportunistas. (4) La
disminución de la acidez vaginal es un factor predisponente muy importante para la proliferación excesiva de
estos patógenos y en consecuencia la aparición de picores, escozor, inamación de la piel y las mucosas, aumento
y alteración del ujo vaginal (olor desagradable, espeso y de color blanco o gris) y dolor o ardor al orinar.
Los cuadros asociados a la disminución de lactobacilos sobre el epitelio vaginal son principalmente cuatro: la
vaginosis bacteriana, habituales de Gardnerella vaginalis, Mycoplasma hominis, Prevotella y
Peptostreptococcus (5); la candidiasis, producida por Candida albicans (en el 85% de los casos), C. glabrata y C.
tropicalis (6); la tricomoniasis, consecuencia de la proliferación de Trichomonas vaginalis (7) y las infecciones del
tracto urinario inferior.
La microbiota vaginal responde a inuencias orgánicas y vitales tales como la edad, la situación hormonal, el
embarazo y otras situaciones. Así, durante la pubertad, el tracto genital femenino atraviesa ciertos cambios
provocados principalmente por los estrógenos, y a partir de la aparición de la menstruación, empieza a
proliferar una ora vaginal característica, con una presencia importante de lactobacilos. Durante la
menopausia, los niveles de producción de estrógeno descienden y eso repercute en la fragilidad epitelial de la
mucosa vaginal y en la disminución de la ora vaginal, con lo que la vagina pierde en gran parte su capacidad
de protección natural. Y lo mismo ocurre durante los períodos de embarazo y lactancia, en los que la producción
estrogénica también estaría reducida por la interrupción de la ovulación. Por otro lado, los dispositivos
intrauterinos, los espermicidas, el uso de antibióticos, los agentes antineoplásicos y quimioterapia también
inhiben el desarrollo de los lactobacilos provocando una alteración de la microbiota vaginal.
El término probiótico designa “microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un
efecto benecioso sobre la salud”. (8)
El Mix simbiótico de Intimora contiene un cañón probiótico con bacterias lácticas vivas con una alta actividad
10 garantizada con el aporte de 25.000 millones de bacterias (25×10 UFC).

¿Por qué la utilización de bacterias lácticas vivas en Intimora?

Porque a pesar de compartir mecanismos de acción similares al de otras formas de aportación de probióticos,
como la estimulación del sistema inmune, la acción antiinamatoria, la prevención de la adhesión de patógenos
y la mejora de la función de barrera del epitelio, hay mecanismos de acción que son exclusivos de las bacterias
vivas, como:
·Capacidad para acidicar el medio vaginal.
·Capacidad de colonización restaurando la microbiota intestinal natural.
·Producción de metabolitos activos, como bacteriocinas o peptidoglicanos, producidos durante la
fermentación.
·Compite con los patógenos por los receptores en el epitelio

Descripción de las cepas contenidas en Intimora

Lactobacillus Acidophilus LA85, es una de las cepas predomiantes de la vagina en condiciones normales, que
junto a L. crispatus, es productora de H2O2 (peróxido de hidrógeno). Esta cepa es especialmente útil en la
inhibición de Gardnerella vaginalis, principal causante de la vaginosis bacteriana. (9)
Lactobacillus Rhamnosus LRa05, ayuda a mantener el equilibrio de “bacterias buenas”, aumenta el grado de
colonización de los lactobacilos y reduce la de Candida y uropatógenos. Es una cepa que se caracteriza por su
resistencia a espermicidas.
Lactobacillus Plantarum LP90, es una cepa productora de H2O2 con alta capacidad de adhesión a la mucosa
vaginal, muy adecuada para restablecer la microora vaginal alterada. Contribuye a la creación de la
biopelícula protectora del epitelio vaginal que ayuda a prevenir las infecciones vaginales y su recurrencia.
Lactobacillus crispatus LCr86, esta cepa favorece la reepitelización de las células de la mucosa vaginal y actúa
de manera segura y efectiva en la vaginosis bacteriana tanto si se usa sola o como coadyuvante al tratamiento
con antibióticos si ya ha surgido una infección.

Fructoligosacáridos

También conocidos como (FOS), son un tipo de bra dietética que se obtienen de fuentes vegetales naturales.
Los FOS son de gran importancia pues ejercen una función prebiótica dentro del organismo, estimulando el
crecimiento y la actividad de las bacterias beneciosas y de los probióticos.

La formulación de Intimora está enfocada al restablecimiento de la ora vaginal y la prevención
de la disbiosis y síntomas derivados de ésta como picor, escozor y malestar general. El aporte de
probióticos que ya forman parte de la microbiota autóctona ayuda a cuidar la vagina de
patologías infecciosas, siendo efectivos como coadyuvantes en el tratamiento de las infecciones
vaginales más frecuentes, en la disminución de recurrencias y en la mejora de la tasa de curación
de la vulvovaginitis candidiásica.
Evidencias cientícas, demuestran la efectividad de la administración de probióticos en casos de
un balance ecológico microbiano afectado o desequilibrado. Los probióticos favorecen la
restauración de la microbiota vaginal y/o prevención del desarrollo de infecciones del tracto
genital femenino, incrementan la calidad de vida de la mujer favoreciendo su salud reproductiva,
acortan el tratamiento farmacológico contra infecciones vaginales y disminuyen patologías
obstétricas y ginecológicas de importante impacto social y económico.

There are no reviews yet.

Be the first to review “Intimflora Pinisan”